Sunday, 19 August 2012

POST XLV - Hecho

Madrid 18 de Diciembre de 2011

00:05

Hecho. Lo primero que debía hacer era asegurarme que mi hija estuviese a salvo, lo cual implica que no tengo tiempo para conflictos adolescentes, ni egos frágiles.

Aún dolorido, me dirigí al piso de Mario.

-Abre la puta puerta -dije mientras la golpeaba con el puño cerrado.

-¿Has venido por más? -el sarcasmo estaba en cada poro de su piel.

Pude ver que dentro de su apartamento estaba ella; Cristina. Como he dicho, no tenía tiempo para niñerías.

-Esto se ha acabado -sentencié dando un paso hacia él.

Mario reaccionó al instante tirando su previsible puñetazo con la mano derecha. Me agaché y, a medida que me ponía de pie, le cogí por los brazos y le propicie un rodillazo en los testículos con todas mis fuerzas. El desdichado se encogió como una araña. Le así por el cuello de la camisa, mi cara casi pegada a la suya.

-No tengo tiempo para tus estupideces. Todos estamos aquí para sobrevivir, nada más. Quienquiera que me impida a mí y a los míos seguir respirando, va a tener problemas conmigo -Mario pestañeaba con cada palabra-. Ahora mismo tú estás en esa lista, por tu bien mejor que te quites de ella; o te quitaré yo.

Le solté y pude oír su cabeza chocar con el suelo de madera. La llama de la única vela encendida, ondeó como una bandera al pasar delante de ella. Cristina seguía sentada en la misma posición que cuando había entrado; no me importó.

2 comments:

  1. Que bueno y que bien descrito. Interesantisima la historia.

    blogs.que.es/todaslascosasmuertas

    FFM

    ReplyDelete
    Replies
    1. Gracias, un saludo y suerte con tu blog ;)

      Delete